¿Has tratado de hacer una buena pizza en casa y no estás satisfecho con los resultados?, ¿sueñas con una pizza de base crujiente, bordes hinchados y suavemente churruscados, con los ingredientes cocinados a punto y una masa jugosa? Pues deja de soñar que aquí te contamos cual es el secreto para conseguir la pizza de tus sueños en casa.

Un horno de leña, como en los que se hacen pizzas, llega a temperaturas muy altas, sobre los 400º, lo que hace que el tiempo de cocción de la pizza sea de menos de tres minutos.

El problema es que los hornos domésticos no son capaces de alcanzar tan altas temperaturas, por lo que el tiempo de cocción de la pizza se alarga, lo que puede ser frustrante cuando tratamos de hornear pizza en casa, ya que al tomar mucho tiempo en hacerse, los ingredientes humedecen y ablandan la masa, el queso se sobrecocina, y pierdes la posibilidad de contar con una corteza crocante y hecha a punto.

Entonces ¿ Como hornear pizza en casa ?

La manera de mejorar esta situación, sin aumentar la temperatura del horno, es contar con una superficie en su interior que acumule temperatura y la distribuya de manera uniforme y controlada, y mejore así el desempeño del horno doméstico, aproximándose a lo que pasa en un horno de leña.

La solución tradicional para esto es utilizar una piedra para hornear pizza, la que si bien funciona, presenta varios inconvenientes, como su fragilidad, su dificultad para limpiarse y su baja conductividad térmica, problemas que se resuelven con nuestra Plancha de acero para pizza, ya que el acero inoxidable tiene cualidades térmicas superiores (mayor capacidad volumétrica de calor, así como una mayor conductividad que la piedra) que lo convierten en el material ideal para hornear.

Así que como puedes intuir, el secreto para hornear una buena pizza en casa es tener una plancha de acero para pizza, y ahora te contamos como funciona y por qué cambiará tus pizzas caseras para siempre.

¿Y cómo se beneficiarán tus pizzas caseras de una plancha de acero para hornear?

Pues tendrás una masa hecha en menos tiempo, lo que hará que los ingredientes estén en su punto y no se sobrecocinen.

Conseguirás una base o “suela” seca y crocante, a la que dan ganas de hincarle el diente.

Tendrás bordes hinchados, llenos de grandes burbujas, ya que el golpe de calor que proporciona la plancha de acero hace que la masa suba rápidamente formando esas deliciosas burbujas que le dan un aspecto insuperable a tu pizza casera.

Disfrutarás de una corteza crocante, y un interior suave y esponjoso, y es que la cocción rápida asegura una corteza dorada y crocante mientras mantiene un interior en su punto, tierno y jugoso.

Es muy fácil de usar y limpiar, y es prácticamente indestructible, así que ¡te durará toda la vida!

Y no solo harás unas pizzas fantásticas en casa con tu plancha de acero, sino que podrás hornear pan con resultados insuperables, panes que subirán mejor y greñarán que da gusto.

Plancha de acero para pizza de Faragulla Plancha de acero para pizza de Faragulla Plancha de acero para pizza de Faragulla Plancha de acero para pizza de Faragulla

Como ves contar con una plancha de acero para hornear es una buena idea si te gusta hacer pizzas en casa, o si quieres hacer pan casero, esperamos que te animes a probarla, seguro que no te arrepentirás, visita nuestra tienda y la podrás encontrar en tres modelos: cuadrada (Mini), rectangular (Maxi) y un nuevo diseño redondo, así que dependiendo del tamaño de tu horno y de los panes o pizzas que quieras conseguir, elige la mejor opción para ti.

Y si quieres saber más acerca del horneado con acero te recomendamos ver el vídeo de Heston Blumenthal donde enseña a hacer su versión de la pizza perfecta, utilizando una sartén de acero para mejorar su pizza, puedes visitar la página de Modernist Cuisine, que inspirados por Blumenthal fueron los primeros en utilizar una chapa de acero para el horno, también te recomendamos visitar el blog de Panarras, donde explican brillantemente las ventajas del horneado en acero, y si quieres ver una comparativa entre el horneado con una piedra de hornear vs el horneado en acero puedes mirar este artículo de serious eats.

Esperamos haberte aclarado como hornear pizza en casa, y te animamos a que te decidas a hornear en casa, es divertido, fácil y puedes obtener unos resultados fantásticos con un poquito de práctica.

6 Comments

    • Hola Osvaldo, tenemos dos modelos de planchas “grandes” una especifica para pizza, de forma redonda de 33cm de diámetro, y otra rectangular, pensada para el que quiera hacer pan y pizza, con medidas de 30 x 40cm, ambas tienen 5mm de espesor, puedes verlas aquí: plancha de acero para pizza, plancha de acero para hornear.
      Ademas, en ambos casos, tenemos packs que incluyen la plancha de acero y una pala de madera para manipular las masas.
      Saludos

  • Hola: tengo varias dudas, recientemente he adquirido la plancha y la he utilizado para pizza en la posición alta del horno a 250 grados precalentado 40 minutos antes y no me quedó como esperaba incluso la dejé más tiempo del esperado y quedó la base sin hacer. Y la otra duda es si la puedo utilizar para cocinar cualquier otro plato o un bizcocho.

    Gracias,

    Yolanda Pérez

    • Hola Yolanda, ya te respondi por email, pero pego aqui la respuesta por si le puede ser util a alguien mas, y también te dejo un link a los consejos para hacer pizza en casa, por si te pueden resultar de utilidad.:

      Voy a tratar de pensar que podría haber pasado para que tu masa no se cociera como parece que ha sido tu caso. Voy a ir enumerando posibilidades que se me ocurren para ver si te ha pasado algo de esto:

      Lo primero el tiempo de precalentar el horno, con la plancha dentro me parece correcto, es decir pones la plancha sobre la rejilla dispuesta en en la posición más alta que puedas, enciendes el horno a lo máximo que da (250ºC es muy razonable) y la precalientas (calor arriba y abajo encendido, ventilador si tienes) por 40 minutos. Hasta ahí todo me parecería correcto. ¿Por qué precalentaste el horno con la plancha dentro no?

      Tendría que saber que masa de pizza estas utilizando, pero en términos generales te voy a dar los tiempos y el proceso que sigo para masas tipo NY o Napolitanas como las del blog (masa-de-pizza-napolitana) (masa-pizza-facil-robertas-new-york) y la pizza tradicional NY (masa-de-pizza-estilo-new-york) aunque esta se hace un pelín más gruesa y demora un poquito mas.

      Son todas pizzas relativamente delgadas de unos 240g a 280g de masa para un disco de entre 28 y 32cm de diámetro.

      En el caso de estas pizzas el horneado es parecido: el horno está a tope, se ha calentado con el calor arriba y abajo, y la plancha puesta dentro desde el comienzo.

      Estiras tu masa, le pones un poco de salsa de tomate o tomate triturado (sin pasarse porque la humedad es enemiga de la masa de pizza, lo que yo suelo hacer es comprar tomates enteros en bote, les quito todo el líquido que tienen, los rompo sobre un colador para que pierdan todo el exeso de agua y luego los muelo con un poco de sal y orégano) luego los ingredientes y el queso, y con ayuda de una pala la pasas a la superficie de la plancha. Yo prefiero poner la masa de manera directa sobre la plancha, pero también resulta ponerla sobre un papel de horno.

      Si tu horno es “flojito” puedes dejar todo el tiempo el calor de abajo y el grill encendido, pero puedes encontrarte que esto sea muy rápido los bordes o currusca el queso muy rápido en cuyo caso lo ideal es dejar solo el calor de abajo por unos 2 minutos nada más meter la pizza, y luego encender el calor de arriba (y/o grill si lo tienes), a media cocción, es decir unos 2 minutos más, puedes rotar la pizza unos 180º para que se dore de manera pareja, y la continuas horneando por otros 3 a 4 minutos más (todo el calor arriba y abajo y grill si lo tienes).

      Si haces una pizza con más cantidad de masa para la misma superficie, y también dependiendo de tu horno puede que tengas que ajustas un poco estos tiempos, pero no debería ser mas de unos 10 minutos en total.

      Y deberías tener una masa perfectamente cocida, con la base crocante y churruscada y el labio hinchado y bien cocido, si tienes una suela mojada o blanda, posiblemente se deba a los “toppings”: exceso de salsa de tomate(o utilizar uno muy liquido), quesos con mucha humedad, o ingredientes que contienen mucha agua y la sueltan sobre la masa hacen que esta quede mojada y no se cueza bien. Una buena regla en cuento a la incorporación de ingredientes es: si suelta agua o es muy liquido puedes cocinarlos antes (por ejemplo saltear los champiñones) o ponerlos en láminas muy delgaditas para que se hagan con el calor directo. Y segundo no pasarse mucho, en general se puede aplicar lo de “menos es mas”.

      Otro sospechoso habitual es un horno “mentiroso” me he encontrado con hornos que ponen 250º pero que la temperatura medida con termómetro no superaba los 215º, espero que no sea tu caso, pero a mi me ha pasado.

      Y tu otra consulta, acerca de si puedes hacer otras preparaciones con la plancha, la respuesta es si, muchas veces yo la dejo dentro del horno y ahí vive tan alegre, en todo caso, y según la preparación que vayas a hacer conviene o no que la tengas puesta dentro, por ejemplo yo la uso para hacer todo tipo de panes, excepto panes de molde, ¿Por qué? Porque en un pan de molde busco que la corteza quede lo mas finita posible, y toda la energía térmica que acumula la plancha (que viene bien cuando quieres una corteza crocante, o una pizza con una suela bien hecha) me jugaría en contra. Así que es cosa de ver si te va a aportar lo que necesitas según la receta que quieras hacer.

      Vaya me ha quedado un testamento, pero espero poder haberte ayudado y si tienes cualquier otra duda me preguntas sin problemas,

      Saludiños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *