Por la falta de uso, tu masa madre se ha vuelto grisácea y la cubre un líquido oscuro…,
no la tires porque te contamos cómo puedes revivir masa madre

Quizá hace unos meses te animaste a preparar tu primera masa madre, con cuidado fuiste siguiendo los pasos día a día hasta que conseguiste el milagro, ¡tú MM cobró vida!

Luego aprendiste a alimentarla con regularidad, mantenerla activa y a hacer pan con ella, una verdadera maravilla…

Pero llegó el verano, y junto al calor y las vacaciones apetece menos encender el horno… y puede que hayas olvidado tu Masa Madre en la nevera, y escondida por ahí se te ha vuelto grisácea y con un liquidito oscuro y sospechoso que la cubre por encima, y te preguntas:

¿Se habrá estropeado esta MM? ¿Tendré que empezar de nuevo con todo el proceso? ¿Puedo hacer algo con esta Masa Madre?

Pues tengo buenas noticias: muy posiblemente tu masa madre se encuentre bien, y a pesar de haberle negado el alimento en semanas o incluso meses, esté sana. Y es que una masa madre consolidada es un cultivo que es muy difícil matar, el ambiente creado por las bacterias y levaduras es muy ácido y previene el crecimiento de otros organismos nocivos.

El único enemigo de tu masa madre son los hongos, si tu masa madre tiene un color anaranjado o rosado y huele mal, (no ácido o avinagrado que es normal) puede que le hayan entrado hongos, y entonces sí que te recomiendo que te  deshagas de ella y comenzar el proceso de crear una nueva Masa Madre.

Pero si tu masa madre estaba bien activa a la hora de introducirla en la nevera, y no presenta señales de hongos, entonces tienes unas buenas posibilidades de recuperarla y traerla de vuelta a la vida. Ahora te explico cómo hacerlo

– Si te gusta el contenido –  Suscríbete y recibe un regalo de bienvenida

Como revivir una masa madrea abandonada

Paso a paso para revivir tu masa madre abandonada

1

El primer paso es quitar el líquido oscuro del bote, se le llama “hooch” y es principalmente ácido acético, se puede aprovechar, de hecho en Bélgica lo utilizan para hacer una vinagreta,  que supongo que no está mal, aunque yo prefiero simplemente desecharlo…

 

Eliminar líquido oscuro MM

2

Luego lo que tienes que hacer es quitar la parte superior de la masa madre, esa primera capa que estará grisácea y puede que incluso algo seca, simplemente con una cuchara y un poco de cuidado la remueves y ya está.

Cómo revivir una masa madre abandonada
3

Ahora tomas un poco de la masa madre que está más limpia al fondo del bote y procedes a hacerle un refresco 1:1:1, esto es partes iguales de MM agua y harina. En este momento la cantidad que hagas no es tan importante con unos 10 o 15 g de Masa Madre tienes suficiente, más adelante y cuando ya esté bien activa ya la multiplicarás para hacer la cantidad de MM que necesites.

El ideal es hacer el refresco con la misma harina que hiciste la masa madre en su momento, ya que bacterias y levaduras se sentirán más en “casa” al encontrarse en el mismo medio, lo que seguro que favorece la recuperación de tu MM, pero si no la tienes la misma harina a mano bien puedes utilizar otra harina en su reemplazo.

Refresco de la masa madre
Refresco de la masa madre
Refresco de la masa madre
4

Ahora simplemente cierra el bote, puedes ponerle un elástico o una marca de rotulador que indique el nivel original de tu masa madre, lo que siempre ayuda a visualizar el comportamiento de nuestro querido cultivo, y ponerlo en un lugar cálido para que se vaya reactivando, el ideal es que se encuentre en un lugar que tenga una temperatura estable de alrededor de 25ºC.

Uno de los mejores lugares para almacenar tu masa madre es el microondas, ¡apagado por supuesto! Es un espacio cerrado, bastante bien aislado y que mantiene una temperatura media estable, el mío cerrado del todo suele rondar los 24º, y si lo dejo apenas abierto para que se encienda la luz entonces la temperatura media sube un par de grados hasta los 26º. Un rango ideal para promover la fermentación.

 

Como revivir masa madre paso a paso
5

A partir de aquí paciencia, como muy poco necesitarás de unas 12 horas para ver que tu MM vuelve a subir, incluso puede pasar que en el primer día solo tengas alguna señal menor de actividad, si es así espera 24 horas completas y vuelve a hacer un refresco 1:1:1.

Primer refresco de la masa madre
6

Cuando ya logres que tu MM duplique su volumen con un refresco 1:1:1 puedes pasar a alimentarla en proporciones 1:2:2 esperando que la ventana de duplicación ronde las 6 horas, ahí tu masa madre estará lista nuevamente para la acción.

Segundo refresco de la masa madre.

En mi caso, y para una masa madre de tres meses de abandono en la nevera a las 18 horas ya había más que duplicado su volumen. Todo un éxito, pero creo que a esta altura aun está un poco debilucha para hacer pan con ella, así que he procedido a hacerle un segundo refresco 1:2:2.

A este segundo refresco le tomó 4 horas llegar a su punto máximo de actividad, multiplicando por 2,5 su volumen y ya está lista para hacer pan con ella, en solo dos refrescos la MM que estaba perdida en el fondo de la nevera ha conseguido volver a la vida.

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *