RINDE

Entre 8 y 10 filloas de 18 cm de diámetro

EQUIPAMIENTO

Bol para mezclar y verter, batidora, sartén y espátula

TIEMPO DE ACTIVO

30 minutos

TIEMPO TOTAL

1 hora

Las filloas son unos de los postres más típicos de Galicia, y cobran especial inportancia en los Carnavales, esperamos que disfrutes de nuestra versión de filloas dulces

Parientes cercanas de las creps francesas, se diferencian de las mismas en los ingredientes, las filloas tradicionales gallegas incorporan agua del cocido como uno de sus ingredientes, y están hechas siempre con harina blanca de trigo, y durante la matanza se utiliza sangre de cerdo para las también tradicionales filloas de sangre.

Hoy os traemos nuestra versión de las filloas dulces gallegas, también llamadas filloas blancas o de leche, están riquísimas solas, pero admiten múltiples rellenos y aderezos, como la miel, mermeladas, dulce de leche y un largo etcétera.

– Si te gusta el contenido –  Suscríbete y recibe un regalo de bienvenida

Receta de filloas, ingredientes y equipamiento · Faragulla

Ingredientes para las filloas

100 g Harina
250 g Leche
110 g Huevos caseros
75 g Azúcar
50 g Agua
25 g Mantequilla *
1 g Sal

Antes de empezar

Esta receta de filloas dulces que os traemos es bastante cercana a la original, aunque como siempre, le hemos dado nuestro toque personal, buscando una receta equilibrada, que sea sabrosa y resulte sencilla, manteniendo el espíritu de la receta original.

En este caso simplemente hemos sustituido el agua de cocido y hemos añadido un toque de mantequilla* que no está presente en la receta original, pero que ayuda a que queden excelentes, en especial si en vez de utilizar la mantequilla así sin más te animas a hacer “beurre noisette”  que podríamos traducir como “mantequilla en punto de avellana”.

Hacer beurre noisette, es sencillo, pero merece cierta atención, hay que poner la mantequilla en un cazo y fundirla a fuego medio-bajo, cuando se separa la proteína (los sólidos) de la grasa flotará formando una espuma, hay que retirarla y seguir cociendo hasta que se dore, luego la filtras con un colador y ya está tu beurre noisette lista para su uso.

También te recomendamos que utilices una jarra de mezclado, ya que recuerda que vas a ir haciendo las filloas una a uno, y así podrás utilizar el mismo recipiente para hacer la mezcla y verter el contenido en la sartén. Nosotros estamos encantados con el precioso bol vintage de Mason Cash (el de la foto anterior) que puedes encontarar aquí; el interior al ser ancho y profundo resulta muy cómodo para realizar la mezcla y el asa y la boquilla te garantizan un vertido perfecto.

Fórmula con el porcentaje del panadero

HarinaLecheAguaHuevosAzucarMantequillaSalTotal
100%250%50%110%75%25%1%611%

Para más información puedes revisar el post Porcentaje del Panadero y escalado de recetas

Filloas dulces gallegas de Faragulla

Instrucciones

1

En una jarra de mezclado pon el agua, la leche, los huevos, el azúcar y la sal; y con la batidora mézclalos unos segundos hasta que esté todo homogéneo.

Añade la harina cernida y vuelve a mezclar todo hasta que la harina se integre bien con la mezcla anterior.

Derrite la mantequilla e incorpórala a la mezcla o utiliza beurre noisette en su reemplazo, mezcla unos segundos y deja reposar la mezcla al menos una media hora en la nevera.

2

Si tienes a mano una filloeira ponla a calentar al fuego, también resultan perfectas en una sartén antiadherente, tradicionalmente se untaba la sartén con un trozo de tocino pinchado en un tenedor, pero a nosotros nos gusta simplemente utilizar aceite de oliva aplicado con un vaporizador, si no tienes vaporizador puedes esparcir el aceite utilizando papel de cocina.

3

Cuando la sartén esté caliente vierte en ella unos 50 ml de la mezcla, hazlo en el centro de la sartén y con movimientos circulares ve esparciendo la mezcla por toda la superficie, la idea es que quede una capa fina y homogénea cubriendo la superficie de la sartén.

4

A los pocos segundos los bordes comenzarán a dorarse y se formarán unas burbujitas por la superficie, es el momento de darle la vuelta, ayúdate con una espátula; luego de unos segundos más la filloa estará lista.

Si la primera no sale del todo bien no te preocupes, se dice que la primera es de prueba y que las demás salen todas bien.

5

Repite el proceso con el resto de la mezcla, ve aceitando suavemente la sartén entre filloa y filloa.

Esperamos que te haya gustado nuestra receta de filloas dulces gallegas, una especialidad de carnavales, pero que puedes disfrutar en todo el año.

Una sugerencia es rellenarlas de dulce de leche y nueces, quedan increíbles, y servidas sobre una de nuestras tablas como en las fotos… ¡no habrá quien se resista!

Filloas dulces gallegas de Faragulla

Filloas dulces gallegas de Faragulla

Filloas dulces gallegas de Faragulla

14 Comments

  • Gracias por la receta. Es la mas coherente, en su proporción, de las que he visto en la red.
    De las fotos ni te cuento. Fue lo que me motivo para hacer las filloas con tu receta.
    Aunque a mi me gustan más las de caldo, estas están para chuparse los dedos.
    Solo una duda: Los huevos se utilizan enteros (clara y yema) o solo la yema.
    Un saludo

    • Hola Leo49,

      Muchas gracias por tus comentarios, esta ha sido una receta que nos ha dado muchas satisfacciones, lo que hemos hecho es una “fusión” de dos recetas de abuela (ambas quedaron satisfechas, ¡lo que ya es bastante!), así que le tenemos mucho cariño. Respecto a tu duda en la receta utilizamos los huevos enteros, y si te animas a compartir tu receta de filloas de caldo nosotros encantados de probarla.

      Saludos

      • Filloas de caldo

        2 litros de agua, 1 hueso de espinazo o costilla salada de cerdo, 4 – 5 huevos, 300 gr. de harina, unto o tocino blanco

        El caldo de cocido es el ideal para las filloas de caldo.
        Cuando se hace una laconada o un cocido se puede guardar en el congelador 1 o 2 litros, para cuando a uno se le ocurra hacer unas filloas.
        El hueso de espinazo se deja a remojo la noche anterior para desalarlo.
        Poner en una olla los dos litros de agua, meter el espinazo o costilla y cocinar a fuego medio bajo, durante una hora.
        Pasada la hora el caldo estará turbio.
        Retirar el espinazo o costilla. colar el caldo y dejarlo enfriar. Tener en cuenta que pasaran unas cuentas horas hasta que el caldo este frío.
        Cuando el caldo esté frío, separar «un litro» para utilizarlo con los demás ingredientes.
        Incorporar la harina poco a poco hasta disolver todos los grumos y el líquido tenga la consistencia de unas natillas sueltas.
        Batir los huevos (enteros) e incorporarlos al caldo.Mezclar bien.
        Sazonar lo necesario para que el caldo quede ligeramente salado.
        Dejar reposar unos minutos y antes de empezar a hacer las filloas remover el caldo para mezclar sus ingredientes.
        Poner la filloeira o sartén al fuego.
        Mientras, poner en un bol pequeño de porcelana, un poco de aceite, y el tocino pinchado con un tenedor.
        Cuando la filloeira esté caliente untarla con el tocino y con un cazo echar el caldo en el medio de la filloeira, moviéndola para extender el líquido de forma que no queden agujeros.
        Si la filloa se rompe con facilidad es que necesita algo más de harina y si esta dura/tiesa, añadir un poco de agua.
        Las primera filloas se romperán, se pegaran o ambas cosas.
        Cuando se tiene práctica se pueden utilizar dos filloeiras y así se acaba antes o se hacen muchas más.
        Como con todas las cosas, la experiencia es fundamental.
        Mi experiencia es haber echo de pinche de mi padre unas cuantas tardes de filloas.
        Espero que alguien la encuentre interesante.

        Saludos y hasta otra.

  • Hola, muchas gracias por la receta y la de caldo también. En las fotos veo que algunas están rellenas, puede ser de una crema pastelera? Normal y corriente, no? Bueno de corriente nada porque es una crema espectacular. Muchas gracias

    • Hola Bea, muchas gracias a ti por tus comentarios, y si que hay algunas rellenas, a nosotros nos gusta rellenarlas de dulce de leche, que es lo que aparece en las fotos, le va muy bien a las filloas, y si incluyes dentro un par de nueces, entonces la gloria bendita!
      saludos

    • Muchas gracias a ti por participar Cocina Industrial Expomaquinaria, y sí que son “parientes” de las crepes, panqueques, o frixuelos (que diría algún asturiano), pero con su propia personalidad y características locales que los convierten en nuestras queridas filloas.

      saludos

    • A nosotros tambien!, es uno de esos placeres a los que no renunciamos, nos alegramos que te gusten, y si tienes alguna sugerencia o receta encantados de recibirlas 😉

    • Hola Maritere, gracias a ti por interesarte por nuestras recetas, y respecto al dulce de leche te voy a dar un truco que es de lo más apañado y que resulta la mar de bien, lo único que necesitas es un bote de leche condensada, y lo que haces es lo pones acostado en una olla, lo cubres de agua y lo llevas a ebullición tapado, lo dejas hirviendo por 1:45 minutos y tienes un dulce de leche con una textura muy similar al que ves en las fotos, si lo quieres más firme puedes dejarlo cocer por más tiempo, entre más tiempo más firme, así que puedes probar distintos tiempos de cocción hasta dar con la textura que más te guste.

      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *