El vollkornbrot es un pan alemán se mire por donde se mire, 100% de centeno integral, y con una buena proporción de grano entero, no por nada su traducción literal es algo así como “pan de grano entero”. Realizado con masa madre, una alta hidratación y la adición de semillas de linaza, este pan integral es una delicia, lleno de matices y sabores que se van desarrollando al pasar los días, es uno de esos panes que envician y de los que nunca te cansas.

Es un pan que tiene carácter, con una muy leve acidez y con una miga compacta y sabrosa. Cortado fino es una delicia, acompaña a la perfección a unas láminas de salmón ahumado, a quesos curados o de sabores fuertes, lo puedes disfrutar también en unas simples tostadas con un poco de mantequilla, no te defraudará.

Receta de vollkornbrot con semillas de linaza

Esta receta que os presentamos está basada en la receta de Jeffrey Hamelman, simplemente la hemos ajustado un poco a nuestro gusto, la receta original la podéis encontrar en el libro “El Pan” de Hamelman, un libro fantástico si quieres profundizar en el tema del pan.

La receta utiliza masa madre de centeno, que refrescaremos el día anterior, así mismo necesitarás poner a remojo los granos que utiliza la receta, el centeno y la linaza los puedes encontrar en algún buen herbolario o comprar por internet.

Los granos de centeno los puedes poner enteros, pero nosotros preferimos partirlos un poco, para lo que utilizamos un molinillo de café.

Fórmula completa con el porcentaje del panadero

Harina integral
de centeno
Granos
centeno
AguaGranos
linaza
Levadura
fresca
SalTotal
MMRestoRestoMMGranos
centeno
Granos
linaza
Resto
40%33%27%40%27%11%5%11%2%2%198%

Para más información podéis revisar el post Porcentaje del Panadero y escalado de recetas

Ingredientes para dos moldes de 25 cm de largo

Refresco Masa Madre

24 g masa madre de centeno activa
450 g harina integral de centeno
450 g agua

Granos de centeno en remojo

304 g Granos de centeno partidos
304 g Agua

Granos de linaza en remojo

124 g linaza
124 g agua

Masa final

El refresco de la Masa Madre
Granos de centeno en remojo
Granos de linaza en remojo
370 g harina integral de centeno
56 g agua
23 g levadura fresca
23 g sal

Procedimiento

El día anterior haz el refresco de la masa madre, en un bol mezcla la masa madre activa con el agua y la harina de centeno e incorpora todo bien, tapa con papel film y deja fermentar por unas 12-14 horas a temperatura ambiente.

Cuando hayas terminado con el refresco de la masa madre pon los granos de centeno en un pequeño bol y vierte sobre ellos el agua fría, tapa con papel film para evitar la evaporación, haz lo mismo en otro recipiente con los granos de linaza.

Al día siguiente los granos habrán absorbido toda el agua y estarán hinchados y un poco pringosillos, tu masa madre habrá crecido y estará llena de aromas, antes de proseguir acuérdate de retirar 24 g de masa madre para tus próximos panes.

Mezcla bien todos los ingredientes, será prácticamente imposible amasar, basta con incorporar todo muy bien para que quede una masa homogénea.

Tapa el bol en el que mezclaste todos los ingredientes y deja que fermente por unos 15-20 minutos.

Divide la masa en dos y coloca cada una de las partes en moldes metálicos previamente aceitados y espolvoreados con harina integral de centeno. Puedes aprovechar para espolvorear por encima tus panes con harina de centeno, o como nosotros, con unos granos de avena.

Tapa con papel film tus moldes y deja fermentar por unos 50-60 minutos.

Precalienta el horno a 250º, no te olvides de poner una bandeja metálica en la base del horno ya que tus panes necesitarán vapor durante la primera parte de la cocción.

Introduce los panes al horno y genera vapor vertiendo un vasito de agua sobre la bandeja metálica, cuece a 250º por 15 minutos

Pasados los primeros 15 minutos retira la bandeja de la base del horno, baja la temperatura a 195º y hornea por 1 hora, transcurrida la hora retira los panes de los moldes y hornea por 15 minutos. Es un largo tiempo de cocción, pero la paciencia tiene su recompensa, los panes de centeno necesitan un horneado largo.

Deja enfriar tus panes sobre una rejilla, y luego envuélvelos en tela, deja tu pan reposar al menos unas 24 horas antes de cortarlo.

Esperamos que os animéis con esta receta de vollkornbrot con linaza, si bien hay que esperar bastante para disfrutar de tus panes, la paciencia se verá recompensada.

Receta de pan Vollkornbrot · Faragulla Receta de pan Vollkornbrot · Faragulla Receta de pan Vollkornbrot · Faragulla

2 Comments

    • Hola María,

      No tengo la información nutricional del pan terminado, pero creo que se puede tener una buena aproximación guiándose por la lista de ingredientes, aunque va a diferir del resultado real, ya que no considera los procesos de fermentación y horneado, puede , de todas maneras, ayudarte a tener una idea al respecto.

      saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *