La Pizza Perfecta (basada en la Perfect Pizza de Heston Blumenthal)

Esta es una versión personal de la receta de pizza que el conocido chef inglés Heston Blumenthal propone en la serie de la BBC “In search of Perfection”, en ella Blumenthal busca la manera de realizar su versión de “la pizza perfecta”. Podeis ver aquí su versión (en inglés), que incluye además de la masa, la salsa de tomate y la manera de hornear la pizza en casa emulando a los hornos de leña.

Nos hemos inspirado en su búsqueda y hemos añadido nuestro toque para conseguir una masa de pizza que siempre resulta bien.

Heston realiza un “pie de masa” con un tercio de los ingredientes, nosotros hemos preferido un pre fermento más clásico, solo con harina, agua y levadura; y el otro pequeño cambio que hemos hecho ha sido reemplazar el sirope de malta por miel, un poco porque nos gusta su sabor y también porque la tenemos más a mano.

Esperamos que os guste nuestra versión.

Fórmula con el porcentaje del panadero

(para más información sobre el porcentaje del panadero lee el post Escalado de recetas)

Harina de fuerzaAguaMielLevadura frescaSalTotal
100%57%5%4%2.2%168.2%
Pref.RestoPref.RestoPref.Resto
25%75%15%42%1%3%

Ejemplo para hacer tres bases de pizza de 260 g cada una

Harina de fuerzaAguaMielLevadura frescaSalTotal
467 g265 g24 g18.7 g10 g781 g
Pref.RestoPref.RestoPref.Resto
117 g350 g70 g195 g4.7 g14 g

Proceso

El día anterior se mezclan los ingredientes del pre fermento, no hace falta que te obsesiones amasando, basta que mezcles bien los ingredientes, una vez mezclados pon la masa en un bol levemente aceitado, tápala con film y déjala reposar en la nevera por al menos 24 horas.

Disuelve la miel en el agua e incorpórala a la harina, una vez esté todo bien mezclado déjalo reposar por entre 30 minutos y una hora.

Comienza el amasado, luego de un par de minutos procede a incorporar la sal, después de haberla mezclado bien añade la levadura y prosigue el amasado por un par de minutos.

Luego incorpora el pre fermento y prosigue amasando hasta obtener una masa suave, lo que debería tomar unos pocos minutos más.

Divide la masa en bolas individuales, sitúalas sobre una superficie levemente aceitada, cúbrelas con film y déjalas fermentar por una hora o una hora y media.

Aprovecha este tiempo para preparar los ingredientes con los que vas a hacer las pizzas, y así tenerlo todo a punto para el momento del horneado.

Unos 20 minutos o media hora antes de comenzar a hornear las pizzas, coloca la plancha de hornear en su sitio, y procede a precalentar el horno a la máxima temperatura posible.

Cuando las bolas de masa ya hayan levado procede a darle forma a tus pizzas, para esto espolvorea un poco de harina o semolina sobre la masa y con las manos ve dándole forma de a poco, si la masa está muy elástica y tiende a volver a su forma original, dale unos 5 o 10 minutos de descanso y prosigue con el formado.

Coloca los ingredientes sobre la masa, si utilizas salsa de tomate procura que este muy reducida, y en general sigue la regla del “menos es más” con 3 o 4 ingredientes y sin sobrecargar la pizza irá mejor. Ten cuidado con ingredientes acuosos como las rodajas de tomate crudo, que pueden soltar mucha humedad y estropear tu pizza.

Si utilizas una plancha para hornear, el tiempo debería estar entre los 3 y 6 minutos, este tiempo puede variar según tu horno, así que vigila la primera pizza para para averiguar cuál es el tiempo ideal en tu caso.
Espolvorea con orégano, dale un chorrito de aceite de oliva y !a disfrutar de tu pizza perfecta!

La pizza perfecta